Hospital Agramont inaugura la Unidad de Diagnóstico de Alta Complejidad

Con un primer estudio exitoso con imágenes de alta calidad el Hospital Agramont M.R. inició las actividades de la Unidad de Diagnóstico de Alta Complejidad (UDAC) conformada por Resonancia Magnética, Tomografía, Rayos X, Mamografía, Ecografía, Bioimpedanciometría, Electromedicina, ECG, EEG, EMG, potenciales evocados, Espirometría, Laboratorios, entre otros servicios.

    

“Todos los servicios complementarios que nos ayudan a precisar el diagnóstico para elaborar un plan terapéutico y/o quirúrgico en los pacientes se concentra en la Unidad de Diagnóstico de Alta Complejidad, con ello ayudamos a mejorar la salud de la población de El Alto, La Paz y la provincias del departamento, sin excluir al interior del país”, sostuvo el Gerente General del Hospital, Dr. Jaime Agramont Botello.

Previo al estudio se llevó a cabo un acto especial de inauguración que contó con la presencia del Gerente de la Empresa Pulso, Ricardo Almonte, firma que tiene la representación de Hitachi en Bolivia, el Gerente de Hitachi Ken Okuno, la Gerente Administrativa del Hospital, Dra. Gloria Agramont, todo el personal médico, de enfermería y administrativo, medios de comunicación, vecinos de la zona Villa Dolores y pacientes.

Desde la inauguración de la UDAC, el hospital Agramont pone a disposición de la población su nuevo equipo de última Generación: Hitachi Airis Vento, Open MRI. Equipo de Resonancia Magnética de Cuerpo Entero, capaz de realizar más del 90% del universo de estudios de IRM, cuenta con técnicas avanzadas como RADAR, Fsat, TOF, Greir, Secuencias Prime FSE y FIR con la que se disminuye más del 85% del artefacto metálico.

“El equipo es un sistema de resonancia magnética abierto que combina tecnologías de última generación con funciones avanzadas, alto control de consumo de energía que reduce los costos operativos repercutiendo positivamente en el medio ambiente y proporcionando extraordinaria calidad de imagen”, agregó la Gerente Administrativa, Dra. Gloria Agramont.

Las resonancias magnéticas son seguras y sencillas. No se han asociado riesgos para la salud con el campo magnético o las ondas de radio de poca energía que se utilizan para este estudio. El procedimiento se puede repetir sin efectos colaterales. En algunos casos el paciente debe ser sedado, existe una pequeña probabilidad de que respire más lentamente debido a los medicamentos.

 

La resonancia magnética se realiza después de haberse efectuado la tomografía y radiografía, por ejemplo, para precisar exactamente la ubicación de la lesión y elaborar un plan terapéutico. Esta resonancia magnética funciona en base a un imán gigante, se sacan las imágenes de cerebro, tórax, abdomen. Sobre todo los traumatólogos lo utilizarán parta precisar los diagnósticos de las partes blandas o articulaciones.

 

La imagen por resonancia magnética (IRM) crea imágenes transversales del interior de su cuerpo. La IRM utiliza imanes potentes para producir las imágenes, no radiación. Una IRM toma cortes transversales (vistas) desde muchos ángulos, como si alguien estuviera mirando una sección de su cuerpo de frente, de costado, o por encima de su cabeza. Este estudio crea imágenes de partes del tejido blando del cuerpo.

 

¿Qué es la resonancia magnética?

La resonancia magnética es un examen imagenológico seguro, indoloro y no invasivo  en el cual se utiliza un campo magnético y ondas de radio para obtener imágenes detalladas de los órganos y las estructuras del cuerpo donde no se emplea radiación (rayos X) como cuando se realiza una tomografía.  Otras diferencias con la tomografía TAC es que tiene una mayor resolución y  requiere un mayor tiempo; por lo general dura de 30 a 60 minutos, pero puede demorar más tiempo.

 

¿Qué muestra este estudio?

 

La Imagen por Resonancia Magnética (IRM) crea imágenes transversales del interior de su cuerpo. La IRM utiliza imanes potentes para producir las imágenes, no radiación.

 

Una IRM toma cortes transversales (vistas) desde muchos ángulos, como si alguien estuviera mirando una sección de su cuerpo de frente, de costado, o por encima de su cabeza. Este estudio crea imágenes de partes del tejido blando del cuerpo que a veces son difíciles de ver cuando se emplean otros estudios por imágenes.

 

La IRM es muy útil para detectar y localizar algunos tipos de cáncer. Una IRM con tinte de contraste es la mejor manera de ver los tumores de encéfalo y de médula espinal. Mediante el uso de IRM, los médicos a veces pueden saber si un tumor es o no canceroso.

 

Este estudio también se puede usar para buscar signos de que el cáncer pueda haberse metastatizado (diseminado) de su sitio de origen a otra parte del cuerpo.

Las imágenes de la IRM también pueden ayudar a los médicos a planificar el tratamiento ya sea cirugía o radioterapia.

 

¿Cómo funciona?

 

Un escáner de IRM es un cilindro o tubo que contiene un imán grande y muy potente. Usted se acuesta sobre una mesa que se desliza dentro del tubo, y la máquina le rodea con un campo magnético potente. La máquina utiliza una poderosa fuerza magnética y emite una ráfaga de ondas de radiofrecuencia para recoger las señales del núcleo (centros) de los átomos de hidrógeno en su cuerpo. Una computadora convierte estas señales en una imagen en blanco y negro.

 

Se pueden colocar materiales de contraste en el cuerpo por medio de una vena para mejorar la calidad de las imágenes. Una vez que es absorbido por el cuerpo, el contraste acelera la velocidad en la que los tejidos responden a las ondas magnéticas y de radio. Las señales más fuertes producen imágenes más claras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.