Pediatría

La pediatría es la rama de la medicina que se especializa en la salud y las enfermedades de los niños. Se trata de una especialidad médica que se centra en los pacientes desde el momento del nacimiento hasta la adolescencia, sin que exista un límite preciso que determine el final de su validez.

Un pediatra es el medico de un niño que proporciona no solo la asistencia médica para los niños que estén  enfermos, también proporciona los servicios médicos preventivos para los niños sanos. Un pediatra maneja el bienestar físico, mental y emocional de los niños bajo su cuidado en cada escenario del revelado, en enfermedad y salud.

Nuestro Especialista

Marco Antonio Aguilar Ulloa,  médico pediatra

Atiende lunes, martes, miércoles y viernes de 8:00 a 11:00

El objetivo del estudio de la pediatría es reducir el índice infantil de muertes, controlar la extensión de la enfermedad infecciosa, ascender las formas de vida sanas por una vida sana larga y ayudar a facilitar los problemas de niños y adolescentes con condiciones crónicas.

Los pediatras diagnostican y tratan varias condiciones entre niños incluyendo:

  • Daños
  • Infecciones
  • Condiciones genéticas y congénitas
  • Cánceres
  • Enfermedades y disfunciones del órgano

¿Cuándo se debe acudir al pediatra?

Es una pregunta que muchas madres primerizas suelen tener, ya que por la poca experiencia en el cuidado de bebés, suelen alarmarse o preocuparse ante el primer llanto del bebé. A medida que pase el tiempo se van dando cuenta que no siempre que el pequeño llora hay que alarmarse y consultar al pediatra.

Las madres con el tiempo van aprendiendo que el llanto del bebe es una forma de llamar la atención ante una necesidad insatisfecha como frió, hambre, calor, etc. También aprenderán a reconocer cuando es que realmente ocurre algo grave con su hijo y es la hora de acudir al pediatra. Esos momentos pueden resumirse en:

Cuando al bebé le cambia el humor: Por ejemplo si su hijo se resfría pero aún mantiene una gran sonrisa no hay de que alarmarse, preocúpate si tiene abundante moqueo y además parezca soñoliento.

Cuando el bebé presente un llanto poco común: Si su niño empieza a llorar más de lo habitual y no logra consolarlo con nada. Si el llanto es apagado, débil o inusualmente agudo, puede ser que su bebé este enfermo y es hora de acudir al pediatra.

Cuando el bebé esté más inactivo de lo habitual e incluso le cuesta despertarlo, algo extraño está sucediendo, no dude en llamar al pediatra.

Cuando el bebé pierde el apetito: El apetito del bebé puede variar día a día, sin embargo hemos de preocuparnos cuando se cansa fácilmente de mamar o pierde el interés por la lactancia. Si vomita más de lo normal podría estar enfermo.

Respiración dificultosa: Si el bebé comienza a respirar con fatiga o con dificultad, busque ayuda profesional.

Ante la presencia de fiebre: Si su bebé es menor de 3 meses y  tiene fiebre superior a los 38 grados, debe acudir al médico pediatra. En el caso que sea mayor, presente fiebre pero este completamente normal, obsérvelo un día para ver si se manifiesta otro síntoma.

Cuando los movimientos del vientre del bebé son anormales: Consulte al médico pediatra cuando la deposición del bebé se torna demasiado acuosa, como diarrea, o cuando evacue heces pequeñas, duras, secas o con un poco de sangre o mucosidad.

El objetivo del Hospital Agramont M.R. de CENE S.A.  Es ofrecer una atención integral y así lograr la recuperación de los niños enfermos, otorgándoles un servicio altamente especializado y oportuno, en un ambiente en que estos se sientan importantes, seguros y queridos, junto a sus padres y familiares.