• SERV. HOSPITALARIOS
  • SERV. COMPLEMENTARIOS
  • Hemodiálisis
  • Fisioterapia
  • Infectología
  • Farmacia
  • Laboratorio
  • Ambulancia
  • MARCO LEGAL
  • Slide # 1

    Estamos atentos a servirlo y brindarla la mejor Atención de Salud

    Slide # 2

    Usted necesita de los mejores especialistas para cuidar su salud

    Slide # 3

    Personal altamente calificado, con apoyo de la tecnología adecuada

    Slide # 4

    Le esperamos con la mejor atención

    Slide # 5

    Detras de usted esta la mejor atención y todos los servicios complementarios

     

    Neurocirugía

    La neurocirugía es la especialidad médica que se encarga del manejo quirúrgico y no quirúrgico (incluyendo la educación, prevención, diagnóstico, evaluación, tratamiento, cuidados intensivos, y rehabilitación) de determinadas patologías del sistema nervioso central, periférico y vegetativo, incluyendo sus estructuras vasculares; la evaluación y el tratamiento de procesos patológicos que modifican la función o la actividad del sistema nervioso, incluyendo la hipófisis y el tratamiento quirúrgico del dolor.

    Neurocirugía

    Como tal, la cirugía neurológica abarca el tratamiento quirúrgico, no quirúrgico y estereotáctico de pacientes adultos y pediátricos con determinadas enfermedades del sistema nervioso, tanto del cerebro como de las meninges, la base del cráneo, y de sus vasos sanguíneos, incluyendo el tratamiento quirúrgico y endovascular de procesos patológicos de los vasos intra – y extracraneales que irrigan al cerebro y a la médula espinal; lesiones de la glándula pituitaria; ciertas lesiones de la médula espinal, de las meninges, y de la columna vertebral, incluyendo los que pueden requerir el tratamiento mediante fusión, instrumentación, o técnicas endovasculares; y desordenes de los nervios craneales y espinales todo a lo largo de su distribución.

     Por tanto, tiene una conexión muy estrecha con la Neurología, puesto que muchas de las enfermedades a estudiar y tratar son comunes para ambas especialidades.

    1.  La estereotaxia o estereotáctica es una técnica neuroquirúrgica sofisticada que posibilita el acceso a zonas profundas del cerebro mediante una aguja de biópsia. A través de esta aguja se pueden tomar muestras de cerebro,lesiones cerebrales o evacuar contenidos líquidos con absoluta precisión. Sólo es preciso practicar un trépano al paciente que puede permanecer despierto mientras se lleva a cabo el procedimiento.

     

    El desarrollo tecnológico actual ha adaptado los modernos aparatos de Estereotaxia al TAC y a la Resonancia Magnética, mediante los cuales se identifica la lesión cerebral a la que se quiere acceder y se mide el punto exacto sobre el cual se va a actuar.

    Se trasladan estas medidas a tres coordenadas espaciales (x,y,z) que introducidas en el aparato nos conducen con absoluta precisión a ese punto.

    Este procedimiento hace posible llegar a zonas del cerebro que serían inaccesibles mediante cirugía abierta.

    ¿Cómo se utiliza?

    Gracias a las biopsias estereotáxicas podemos conocer (con procedimiento proporcionalmente poco agresivo con el contexto de la Neurocirugía) la naturaleza de las lesiones que tiene que tratar el Neurocirujano: tumores, procesos infecciosos, procesos inflamatorios, etc… Y actuar o planificar su tratamiento con el medio adecuado bien sea la cirugía, la radioterapia o un tratamiento médico.

      Procedimiento

    La Neurocirugía Estereotáctica se usa para facilitar el manejo de los movimientos anormales, esto significa que se tratan los síntomas y no la enfermedad de origen. Dependiendo del lado y la parte del cuerpo que se quiera beneficiar, el neurocirujano sabe cuál punto en el cerebro debe ser modificado; ese será el BLANCO.

    Es una técnica tridimensional de Neurocirugía. Consiste en tomar algunas radiografías (u otro tipo de imágenes), basado en las cuales se identifica y se mapea una estructura (núcleo) dentro del cerebro. Una vez hecho esto las coordenadas son traspasadas al marco estereotáctico, que guiará un electrodo al sitio exacto.

    La mayoría de las veces el procedimiento se hace bajo anestesia local, dependiendo de la edad y condición del paciente. El marco estereotáctico se fija al cráneo y el electrodo se pasa a través de un trépano. En el camino se pasan unas pequeñas descargas eléctricas en forma intermitente, el cirujano observa la reacción del paciente y de esta manera se da cuenta de la posición exacta del electrodo en el cerebro. Una vez en el blanco se pasa un impulso eléctrico mayor, el cual modificará las células cerebrales en ese punto.

     Usualmente los pacientes pasan de la sala de operaciones a su cuarto y al siguiente día se les da de alta.

    Leave a reply